A MODO DE PRÓLOGO
MI PROFE DE LITERATURA
Soñar
Amor Oculto
La Noche
Añoranzas
Angeles
Poesía
Pasional
Fidelidad
Llover
Objeto de un Recuerdo
Esos Besos
El Adiós
Su Recuerdo
Requiem del Amor
Para Ti
Recordar
Vacilación
Obsesión
Lluvia de Sentimientos
Desatino
Canto Perdido
Decir Adiós
Cruel Destino
Pensamiento
Dos Almas Vacías
El Amanecer
Fe
El Retorno de la Lluvia
La Despedida
Me Siento Poeta
Cicatrices
Los Dos Caminos

DOS ALMAS VACÍAS

Cuando llegaste pediste
tu acostumbrado café.
No distinguías siquiera
lo que era amor, lo que hiel.
A sorbos rápidos, bruscos,
la taza quedó vacía
y en tu rostro se encendió
una mirada muy fría.
Ya no te amo, dijiste
con la mirada perdida,
tu sonrisa se apagó,
mi alma quedó vacía.
Fueron palabras de ti
que nunca me habías dicho.
De pronto se te ocurrió
que no me habías querido.
Y yo que creía en ti
como si fueras ya mía
sólo perdía el tiempo:
ya no me pertenecías.
Y dime ahora el por qué,
si es que aún tú lo recuerdas,
porque vivo sin saber
la razón de mi tristeza.
Y si es que algún quieres
volver a verme en tus sueños
no vaciles en llamarme
pues sigo siendo tu dueño.
Y aunque creas que estoy loco
por no haberte despreciado,
no soy y quien está loco
sino el amor que has matado.

© Agustín Plaza

 

POEMAS ROMANTICOS :: Desde 2016 en Internet  © Todos los derechos reservados.

DEJA AQUÍ TU COMENTARIO